viernes, 19 de mayo de 2017

CASA DE LOS NIÑOS HUÉRFANOS DE SAN VICENTE



“San Vicente Ferrer, tan grande entre los Santos, como benemérito de su patria, fue el primero que comenzó a recoger los niños huérfanos bajo la asistencia de unas señoras piadosas. Al efecto, compraron una casa en 1410, frente a la iglesia de San Agustín; pero decayendo esta institución, se creó otra en tiempos de Carlos I, quien concedió al nuevo establecimiento numerosos privilegios.

Felipe IV, después de la expulsión de los moriscos, cedió el edificio que ocupaban los hijos de éstos a los huérfanos de San Vicente, y desde entonces este es uno de los muchos asilos de beneficencia que debe observar el viajero para que pueda admirar la caridad de los valencianos, y su antigua religiosidad. Dirige este colegio una junta administración, bajo la vigilancia de un director sacerdote y de las Hermanas de la Caridad”.

Texto: Guía de Forasteros de Vicente Boix de 1849.

1 comentario:

Ateliê Tribo de Judá dijo...

Olá amigo ,
bom retornar e apreciar suas postagens sempre com bom conteúdo.
beijos
Joelma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...