jueves, 6 de abril de 2017

EL GASTRÓFILO DEL DOCTOR GREUS


Con una llamativa postal, cuya fotografía de la calle Zaragoza muy cercana a la puerta barroca o “dels ferros” de la Catedral fue tomada antes de 1915, publicitaba Domingo Greus Martínez (Almusafes 1847-Valencia 1903) su Gastrófilo Universal, un medicamento compuesto por “malteada de cebada para combatir dispepsias e hiperclorhidria, especialmente las acompañadas de gastralgias”, aunque popularmente “polvo mágico del estómago”.

Según el libro Comercios Históricos de Valencia el Doctor Greus tras ocupar diversos cargos en instituciones académicas, llegó a Director del Laboratorio Municipal de Valencia, y en el curso 1870-1871 fue nombrado Catedrático de Materia Farmacéutica Vegetal en la Facultad de Farmacia. Le sucedió en 1873 Joaquín Salvador Benedito, y el año siguiente cierran la facultad por falta de presupuesto. Sin embargo, Domingo Greus constata que el mercado demanda preparados farmacéuticos de los que no hay oferta y se convierte en pionero en la preparación de esos compuestos, siendo el principal el “gastrófilo”. Abre una farmacia en el número 7 (ahora 2) de la céntrica plaza de Santa Catalina, zona de gran dinamismo comercial, en 1903 fallece por una neumonía que contrae en un viaje a Madrid y se hace cargo del establecimiento y el suministro a otras farmacias su viuda Purificación Araso Díaz, quien en 1908 se la vende a su auxiliar Dionisio García Guzmán, que en marzo de ese año registra la marca del Dr. Greus con la ayuda del farmacéutico Pedro Valero. Le sucedió su hijo Pedro y posteriormente Vicente Reig.”


Desde los últimos años setenta del siglo veinte gestionaba la farmacia Antonio Bolinches Navarro, quien falleció en el 2014. Sus hijos Antonio y Victoria Bolinches Ferrandis dejaron ese local y desde el año siguiente continúan con la misma actividad en la calle Alfonso Peña.

En cuanto al medicamento principal, el gastrófilo, la familia Guzmán mantuvo su concesión hasta los años cincuenta del pasado siglo veinte.


Los Laboratorios García Guzmán, antes del Dr. Greus, también preparaban mata-tenias, tintura yodo-tánica, carne líquida, extracto de malta...

La venta de productos ibéricos ha sustituido a los farmacéuticos en la plaza Santa Catalina nº 2.

En la postal, sin mención a quien la imprimió, llaman la atención los atuendos de la época, el estacionamiento del carro en la izquierda de la calzada, y ésta sin raíles de tranvía y pavimentada con adoquines más pequeños que los que tuvieron otras arterias de la ciudad hasta los años sesenta del siglo veinte.

Según Wikipedia, en España no existieron regulaciones nacionales para la circulación de vehículos hasta los años treinta. En algunos territorios se circulaba por la derecha (Barcelona) mientras que en otros por la izquierda (Madrid). El 1 de octubre de 1924, Madrid cambió el sentido de circulación a la derecha.


Texto de Esteban Gonzalo Rogel.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...