lunes, 27 de febrero de 2017

SALVADOR GINER EN LA ALAMEDA

Archivo Municipal


1926 - Se había iniciado la reforma de la Glorieta para facilitar el tráfico motorizado que iba en aumento en aquellos años. Jardín bajo cuya arboleda había sido el lugar elegido para colocar pequeños monumentos de piedra en recuerdo de personajes ilustres. Estatuas sedentes o sencillos bustos que sobre pedestales daban su impronta cultural a un espacio muy visitado por los valencianos. Con las obras había que mover de lugar alguna que otras de aquellas esculturas.

Fue el caso, y así lo anunció el Ayuntamiento, del busto de Agrasot que se emplazó en la próxima gruta del macizo de Tritón. Unos metros escasos. Lo mismo sucedió con el pediatra y humanista Dr. Gómez Ferrer que se trasladó justo enfrente al lugar donde estaba, mientras que el sainetero Escalante mantenía su posición.

Quien hizo una viaje más largo -tuvo que pasar el río Turia- fue el músico Salvador Giner para ser situado en febrero de este año, en la Alameda, junto al pretil del cauce, próximo al puente del Mar, tal y como había decidido el Ayuntamiento el mes anterior.      

Hubo quien lanzó la idea de colocar la estatua sobre el templete para la Banda Municipal allí existente, en su critica al nulo uso que se daba al "kiosco". 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...