sábado, 25 de febrero de 2017

LA CRUZ DE MISLATA


Archivo Municipal

Dos eran los caminos por los que se accedían a Valencia desde la capital madrileña: el que lo era a través de Almansa, y el que se conducía por la Venta de Contreras, que a su entrada en la ciudad, en su linde con Mislata, se colocó un "cruz de término" como era costumbre en todos los accesos al “Cap i Casal”.

Según Carreres, ésta debió construirse torno al año 1381, cuando acordaron los Jurados establecer una cruz de piedra en todos los caminos de entrada.

Años después, entre 1433 y 1435, para darle mayor realce, fue cubierta por un templete enriquecido con una talla de madera interior, obra de Juan LLobet, el joven, aprovechando la ocasión para un mejor ornato de la misma Cruz.
 
El historiador Salvador Carreres, ya en siglo XX, dice de ella “Esta cruz ha llegado a nuestros días en muy mal estado de conservación; sobre un gradería se eleva prismática columna que corona blasonado e historiado capitel que, por su factura, parece pertenecer al siglo XV que sustenta restos de la antigua cruz, viéndose por una parte la imagen de la Virgen, sobre la que se ha puesto una sencilla cruz de hierro para sustituir a la primitiva de piedra”.

En la imagen de los años veinte vemos su aspecto tal y como nos la relata el historiador, siendo destruida en los años de la guerra civil para su reconstrucción en el mismo lugar, ya rodeada de moderna edificación y aunque situada en Mislata, su propiedad, pertenece a Valencia.


Fuente: "La escultura Pública en Valencia" de Elena de las Heras Esteban

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...