lunes, 14 de noviembre de 2016

LA PLAZA CAJEROS


Archivo Municipal

1925 Ca.- Con la reforma de la plaza Castelar, cuando terminaba la década de los veinte, desapareció la Bajada de San Francisco. No se fue sola. En su huida hacia al futuro por exigencias de la modernidad, aceras y calzadas iban a necesitar un mayor espacio, por lo que la plaza de Cajeros tomaba el mismo viaje, a la que hasta entonces se había accedido desde las calles San  Vicente, Fuentes, Bajada de SanFrancisco y Colchoneros que venía de la plaza dels Porchets.

La vida comercial de siempre, reinante en la plaza, estaba llamada a permanecer intacta, aunque cambiando el decorado, más acorde a los nuevos aires donde si el pasaje Ripalda mantenía su prestancia, los aromas de Robillard iban formar parte del andamiaje de los recuerdos.

Plaza más bien estrecha pero muy concurrida, sus establecimientos tenían garantizada la venta perdurando en el tiempo. Las camiserías de Alvaro Oltra y la de Abdón Sánchez con sus complementos, vestían a su fiel clientela, mientras que la sombrerería de Enrique Saval ofrecía el último modelo que iba a dar mayor empaque al burgués acomodado.  O a quien deseaba aparentarlo.

En Albert Ricart, peluquero, con sus masajes y paños calientes tras el afeitado diario, se comentaba el último acontecimiento de la vida social valenciana y Manuel Armengod, relojero, ponía en hora tanto a la muñeca como al bolsillo del chaleco, según las preferencias, de sus clientes.

En la Papelería Vila con su material de escritorio se abastecían despachos y empresas mercantiles, con sus cuadernillos cuadrículados y hojas de Diario o de Mayor. En la Farmacia de Bernardo Aliño se tomaba la tensión arterial y las mejores purgas estaban garantizadas.

Y cómo no, el Salón París de Paco ofrecía limpieza de zapatos, escritorio, retretes, lavabos y reparto rápido de cartas y paquetes a domicilio, según consta en un anuncio de la época.

Los derribos se sucedían y la plaza de Cajeros pasaba a mejor vida. 

El Pasaje de Ripalda tenía un buen seguro de vida.

1 comentario:

Amparo Zalve dijo...

No había visto esta entrada.Me parece estupenda y muy didáctica

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...