sábado, 24 de junio de 2017

CASA DE LA ESCOPETERÍA



“No hago mención de las casas de la Ballestería, del Centenar, ni de la Seca, donde en algún tiempo se ha batido moneda, como ni de la fundición de la artillería, porque como han ido sucediendo varias mutaciones de tiempos, fueros y privilegios, se han ido estas aboliendo y olvidando; bien que por ser al presente poco menesterosas o de poca importancia, tanto para el Real servicio de su Majestad, como de utilidad y beneficio para esta Ciudad de Valencia”.

Texto: Resumen Historial de la ciudad de Valencia, de Pasqual Esclapés.



Nota: La Cofradía del Centenar de la Ploma fue una propuesta del Rey Jaime I para la custodia del “Pendón de la Conquesta”, que si en un principio estaba compuesta por cien hombres, con el paso del tiempo creció en su número. Necesitados de un lugar más amplio donde reunirse y practicar sus habilidades, el elegido fue junto a la “Puerta de los Judios”, en el siglo XVI, que tomó el nombre de “Casa de la Escopetería”, conocida posteriormente como "Molí de la Pólvora".

viernes, 23 de junio de 2017

UNA LÁPIDA AL FALANGISTA ESTEVE

Archivo Municipal

En una constante histórica el “cambio de régimen político” siempre ha llevado a rastras la sustitución de un nombre por otro en el nomenclátor de la ciudad.

Calles, avenidas y plazas han sido de utilidad para ensalzar personas, especialmente modificando su rotulación, y de paso en las más populares vías y bien por la importancias del homenajeado, con la instalación de lápidas de piedra o bronce para dar mayor empaque a quien el Ayuntamiento de turno ha decidido ensalzar.

Es el caso de Enrique Esteve que por su pertenencia al partido de Falange Española, del que había sido Jefe Provincial de Valencia y a su vez Consejero Nacional, por su condición de víctima de la Guerra Civil, siendo alcalde de la ciudad el Barón de Cárcer, el 23 de abril de 1940, decidió el consistorio cambiar el nombre de la calle dedicada al Periodista Azzati con la nueva rotulación de Falangista Esteve, aprovechando para sustituir la entonces existente lápida por la del escultor Francisco Marco realizada en mármol negro que vemos en la imagen.

Nombre que ostentó hasta 1979, que con el nuevo cambio político volvió a su antigua denominación, la del republicano y "periodista Azzati", a quien en mayo de 1932 había sido honrado con una lápida en aquella ocasión de Vicente Roig Romero.

jueves, 22 de junio de 2017

CASA DE LA BALLESTERÍA



“No hago mención de las casas de la Ballestería, del Centenar, ni de la Seca, donde en algún tiempo se ha batido moneda, como ni de la fundición de la artillería, porque como han ido sucediendo varias mutaciones de tiempos, fueros y privilegios, se han ido estas aboliendo y olvidando; bien que por ser al presente poco menesterosas o de poca importancia, tanto para el Real servicio de su Majestad, como de utilidad y beneficio para esta Ciudad de Valencia”.

Texto: Resumen Historial de la ciudad de Valencia, de Pasqual Esclapés.

miércoles, 21 de junio de 2017

ESTAMPAS DE PATRAIX - VI

Alquería de Benlloch (1984, foto original de autor desconocido). Tintas sobre papel Fabriano 300 gr. 14x9 cm. De la serie "Patraix antiguo" para Paqui López de Foro Inmobiliario


“En las acequias conmovíase la tersa lámina de cristal rojizo con chapuzones que hacían callar a las ranas; sonaba luego un ruidoso batir de alas e iban deslizándose los ánades lo mismo que galeras de marfil, moviendo, cual fantásticas proas, sus cuellos de serpiente. La vida, que con la luz inundaba la vega, iba penetrando en el interior de barracas y alquerías.”

Vicente Blasco Ibáñez (La Barraca)

Con estas palabras, Blasco Ibáñez describe poéticamente la atmósfera que observaba en la huerta de Patraix en 1898, escenario que probablemente inspiró al ilustre escritor en su inmortal novela “La Barraca”. Más de cien años después ya no queda nada de la huerta y ese espacio está ocupado por la urbanización de Valencia. Calles, plazas y avenidas, parques y algún que otro solar vacío han cambiado la fértil tierra de labor por asfalto, cemento y piedra.

De la acequia Favara (“Al Favvara” era el nombre de una de las familias bereberes más notables del norte de África en tiempos de la ocupación árabe), una de las ocho que riegan la vega de Valencia, solo queda en el distrito de Patraix, una especie de cicatriz solo visible desde el aire en la zona del nuevo paso del Turia (V-30) y detrás del Cementerio General en su lado suroeste. Su cauce está totalmente soterrado y sólo ve la luz al otro lado del río donde sigue regando los campos.

También es árabe la misma palabra “alquería”, y define a un conjunto de casas o comunidad agrícola y ganadera alejada del núcleo urbano. El origen de la ahora plaza de Patraix está en una primitiva alquería musulmana y ya existía (con un molino hidráulico en la Favara) en tiempos de la reconquista de Valencia por Jaime I en 1238.

Una de aquellas alquerías y casas agrícolas mencionadas por Blasco  Ibáñez pudo ser también la desaparecida alquería de Benlloch y que fue demolida pese a la oposición vecinal en junio de 2007 para ceder el suelo a la construcción de bloques de viviendas.

En esta alquería residió la familia Benlloch, uno de cuyos más ilustres miembros fue Juan Bautista Benlloch y Vivó (Valencia 1864–Burgos 1926), que en la ciudad de Valencia tiene dedicada a su memoria una importante avenida. Fue entre otros cargos eclesiásticos copríncipe de Andorra y cardenal de Burgos.

Texto y dibujo. Santiago López Manteca

martes, 20 de junio de 2017

CASA DE LA FUNDICIÓN



“No hago mención de las casas de la Ballestería, del Centenar, ni de la Seca, donde en algún tiempo se ha batido moneda, como ni de la fundición de la artillería, porque como han ido sucediendo varias mutaciones de tiempos, fueros y privilegios, se han ido estas aboliendo y olvidando; bien que por ser al presente poco menesterosas o de poca importancia, tanto para el Real servicio de su Majestad, como de utilidad y beneficio para esta Ciudad de Valencia”.

Texto: Resumen Historial de la ciudad de Valencia, de Pasqual Esclapés.

lunes, 19 de junio de 2017

LA CRUZ DE ALMÁCERA



Archivo Municipal (1920 Ca.)

De las cruces para dentro” indica la festividad en la ciudad de Valencia a su patrón San Vicente Mártir el día 22 de enero.

La cruces existentes en los caminos de entrada a la ciudad, marcan pues sus límites con el dicho popular, aunque no lo sean en su exactitud.

En su devenir histórico la más antigua es la conocida como Cruz de Almacera, que, según documenta Carreres Zácares fue colocada en 1372 en el Camino Real de Muviedro, conocido actualmente como el "camino antiguo de Barcelona", en un lugar muy próximo al barranco de Carraixet.

Su ejecución fue obra de un “maestre piquer de la villa de Sant Matheu" y en el remate de la espiga octogonal, en su capitel, las figuras del Crucificado y la Virgen se fijan en el anverso  y el reverso de la Cruz, bajo el cubierto que la protege.

Fuente: "La escultura Pública en Valencia" de Elena de las Heras Esteban

domingo, 18 de junio de 2017

CASA DE LA SECA



“No hago mención de las casas de la Ballestería, del Centenar, ni de la Seca, donde en algún tiempo se ha batido moneda, como ni de la fundición de la artillería, porque como han ido sucediendo varias mutaciones de tiempos, fueros y privilegios, se han ido estas aboliendo y olvidando; bien que por ser al presente poco menesterosas o de poca importancia, tanto para el Real servicio de su Majestad, como de utilidad y beneficio para esta Ciudad de Valencia”.

Texto: Resumen Historial de la ciudad de Valencia, de Pasqual Esclapés.

sábado, 17 de junio de 2017

LA DIABLERA O DE PLUTÓN


Archivo Municipal

Para la celebración de la Eucaristía en nuestra ciudad se lleva a cabo un apretado programa de actos con gran participación popular. Es en recorridos por las calles, en torno a la Seo, cuando la expectación se manifiesta con mayor intensidad.

El origen de la fiesta del Corpus se remonta al siglo XIV y se tienen noticias de la participación de “las rocas” en las últimas décadas de aquella centuria. Con el paso del tiempo se ha convertido en uno de los momentos más esperados de la festividad. Su nombre lo recibe desde su inicio, cuando las imágenes representadas en la procesión del Corpus se elevaban sobre unos peñascos para su mayor realce, utilizados hasta que la electrificación de los tranvías e instalación de catenarias obligaron a reducir su altura; aunque también existen otras teorías al respecto de su nombre, relacionando una de las piezas del ajedrez, denominada "roque". También tuvieron el nombre de "entremés", por la representación que sobre los misterios se ofrecía cima ellas.


Archivo Municipal

El paso de "las Rocas" se inicia con la más antigua, la conocida como la “Diablera” del siglo XVI, que en un principio fue conocida como la “del Infern”, también denominada "Plutón", por su figura que asemeja al demonio, nombres todos ellos relacionados con el pecado y sus consecuencias.

viernes, 16 de junio de 2017

CASA DE LA ADUANA



“Durante el reinado de Carlos III desaparecieron una multitud de casucas situadas junto a la Puerta del Mar y en su lugar se levantó el suntuoso edificio de la Aduana, único para las oficinas de Hacienda”.

Texto: Guía de Forasteros de Vicente Boix de 1849.

(No figura en el mapa de V. Tosca por su construcción posterior. Sin embargo, sí se cita en su correspondiente cartela)

jueves, 15 de junio de 2017

EL CONSOLAT DEL MAR ENTRE MEDALLONES

Archivo Municipal

La joya del gótico civil valenciano bien se merecía ostentar en todo su alto la realeza que le corresponde.

"La Lonja de la Seda",  con sus cuatro cuerpos ensamblados con maestría: Salón Columnario, Torreón, patio interior y Consolat del Mar, destaca por la singularidad arquitectónica ornamental con ricas tracerías, por la diversidad de sus gárgolas y por sus contantes alegorías tanto cristianas como paganas, fundamentadas tanto en la virtud como en el pecado, mientras que el recurso animalesco abunda por doquier.

Archivo Municipal

Y como espacio más suntuoso dispuesto para los medallones, luce un espectacular friso que da realce a la edificación que alojó al Consolat del Mar. Institución que había sido creado por Pedro I el Grande, como Rey de Valencia, en 1283 y que tras construcción de la Lonja, cuya primera piedra fue colocada un 7 de noviembre de 1482, con su Sala de Contratación en un principio, a finales del XV, se llevó a cabo en edificación anexa. Una obra de tres plantas que iba a necesitar casi cincuenta años bajo la dirección de Pere Compte, Joan Corbera y finalmente, Domingo Urtiaga, autor de los medallones.

Sería en 1548 cuando terminada su construcción ornamentada con medallones que representan a reyes y personajes mitológicos, pasaría a ser conocida la zona a la izquierda del Torreón como la del Consolat del Mar, cuando la institución iba en su camino hacia los tres siglos de funcionamiento.

miércoles, 14 de junio de 2017

CASA DE LAS ARMAS



“Lo que ahora llaman Ciudadela, fue antes y se intitulaba Casa de las Armas, propia de la Diputacion; porque en el año 1574. habiendo hecho saber el entonces Virey del Reyno Márqnés de Mondejar, á los Diputados del Reyno, estar amenazadas estas Costas de una invasion de los Turcos y Polacos que se habian confederado, y que el Rey se daria por servido de que se armasen y pertrechasen, mediando carta orden de su Magestad de 23. de Junio del mismo año, se compraron armas y municiones, y se levantó un baluarte con su Casa de Armas, Alcayde y Armeros. 

Manteniéndose asistida y prevenida por la Diputacion, hasta que en el año 1707. se la adjudicó su Magestad, y se hallaban en ella 26. cañones de bronce, con picas, arcabuces y mosquetes para armar diez mil hombres; mandó su Magestad, que á la parte interior de la Ciudad se labrase un bastión para mayor seguridad y defensa, y juntamente sus proporcionados fosos, y la establecio para Ciudadela, cerrando el Portal contiguo que llamaban del Mar, como asimismo demoliendo algunas casas que impedían el desembarazo de dicha Ciudadela”.

Texto: Resumen Historial de la ciudad de Valencia, de Pasqual Esclapés.

martes, 13 de junio de 2017

EL JARDÍN BOTÁNICO

(Con mi agradecimiento a Vic Payá)

En 1928 cuando se estaba preparando en Sevilla la Exposición Hispano Americana para la primavera del próximo año, se pensó en la conveniencia de que el Jardín Botánico de Valencia tuviera entre sus pabellones acto de presencia. La noticia saltó a la palestra cuando el jardín estaba dirigido por Francisco Beltrán Bigorra, como catedrático de la Facultad de Ciencias. La iniciativa se debió al jardinero Fernando LLopis que también destacaba por sus artículos periodísticos en torno a los exóticos ejemplares que extendían sus arboledas en el interior ajardinado.

Su existencia venía de antiguo, pues fue en el siglo XVII cuando la Universidad pensó en su creación. Se sabe de su primer emplazamiento -tuvo otros- en un huerto situado junto al Hospital de San Lázaro y tuvieron que pasar muchos años para que ocupara una nueva y definitiva zona, la ideal por la proximidad del Turia y a su vez regada por la acequia de Rovella en su camino hacia el interior de la ciudad. Así pues, no sería hasta principios del XIX cuando gracias al botánico Cavanilles se adquirieron en 1802 los terrenos actuales.

La excelencia del clima valenciano hacía posible el cultivo de especies llegadas desde Oceanía, África y Brasil y cuando terminaba la década de los veinte del pasado siglo, más de 2.500 especies daban importancia a un Jardín Botánico que podía codearse con los mejores europeos, pese a la dificultades económicas que hacían prohibitivo poseer el necesario centro tecnico de investigacion, pues baste decir que mientras que su homólogo madrileño disponía de 40.000 pesetas anuales para gastos extraordinarios, el de la calle Cuarte, apenas disponía de 4.000.


Archivo Municipal

Sin embargo, la prensa de la época ya destacaba la presencia en su interior de umbráculos y estufas a lo largo de sus senderos con especies que por su singularidad causaban un gran impacto a los visitantes extranjeros, en especial por una araucaria de 50 metros de altura, la primera conocida en Europa. Sin embargo, la importancia del Botánico carecía de interés para los valencianos.

Valencia tuvo su presencia en la exposición sevillana, mediante la representación de una casa rural obra del Arquitecto Emilio Artal Fos, sin que nos conste que aquella idea de Fernando Llopis se llevara a efecto.

lunes, 12 de junio de 2017

CÁRCEL DE SAN VICENTE MÁRTIR

 


“Al lado de esta casa está la del Chantre o Capiscol de esta Catedral, en donde se venera otro Oratorio dedicado al Levita San Vicente Mártir, en cuyo lugar había estado preso: por este motivo, todos los años en su día se celebra solemne fiesta: asimismo en dicha casa en el patio hay custodiada una columna de mármol, a la cual le ataban para atormentarle.”

Texto: Resumen Historial de la ciudad de Valencia, de Pasqual Esclapés.

domingo, 11 de junio de 2017

OBRAS EN AMALIO GIMENO

Archivo Municipal

1927 Ca - En el tramo final de la década de los veinte se tomó esta foto, muy probable entre 1927 y el siguiente año. En la avenida entonces de Amalio Gimeno vemos ya con vida el Gran Teatro que había sido inaugurado cuatro años antes, donde ofrecía sus representaciones que también eran de cine desde el primer momento de su inicio en versión mudo. Tras él, apunta la cresta de la “finca del chavo”, sin inaugurar, mientras el instituto Luis Vives permanece oculto en sus aulas del que se ve la esquina que da a la calle Játiva.

Lo demás son obras. En poco más de tres años serían inaugurados los edificios de la acera izquierda, en primer termino el "de Cuadrado", inaugurado en 1929. En el centro, la catenaria enfila la avenida de reciente construcción tras el traslado de la Estación del Norte desde la plaza Castelar a su nuevo emplazamiento que se observa al fondo ante la fachada del Ayuntamiento, ya en su  última etapa de construcción, que sería inaugurado en 1930.

"Obras en la ciudad" con el paso tranquilo de unos transeúntes por la ausencia de tráfico motorizado en un paisaje urbano con la presencia de piedras dispuestas para ser utilizadas en los escalones de ascenso al proyecto del arquitecto municipal Sr.  Goerlich, que sería conocido como el de “la tortada”.

Las obras en la plaza están en marcha, aunque de su estado y en su tramo final, frente a la acera de la Telefónica, la foto tan solo nos aporta una pequeña información.

Piedras y sombras a primeras horas de la tarde, cuando los andamiajes para los templetes esperan cumplir con su misión.

sábado, 10 de junio de 2017

CASA DE SAN LUIS BERTRAN



"La casa de este ilustre valenciano fue convertida en Oratorio, y todos los años celebra el clero de San Esteban una gran solemnidad en obsequio de este apreciable religioso".

Texto: Guía de Forasteros de Vicente Boix de 1849.

viernes, 9 de junio de 2017

EL RELOJ DE LA LONJA

Archivo Municipal

1925 Ca - En fotografía sabemos del reloj de la Lonja situado en lo alto de su torreón gracias a J. Laurent (1870) por una de sus fotos, de las más antiguas. Tuvo que ser reparado en 1882 cuando se hablaba también de una restauración para el edificio gótico valenciano que no llegaría en profundidad hasta finales del siglo, con la colocación de almenas en lo alto del torreón en 1901, en contra en aquel entonces de quienes optaban por mantener su estilo.  Pasaron unos años y en 1907 se acordó adquirir por concurso unas campanas para el reloj, al tiempo que proceder a la terminación del alumbrado eléctrico de La Lonja, conforme al dictamen del ingeniero industrial del Ayuntamiento.

No debió funcionar con normalidad el reloj, toda vez que en marzo del siguiente año se anunciaba la reanudación de su funcionamiento, con la promesa de que sería regulado a las doce por el meridiano de Greenwich, comunicado con Madrid. Con cuerda para treinta horas, se dio como seguro un mejor funcionamiento en comparación con los situados en el Miguelete y en el Convento de Santo Domingo, mientras se hacían elogios del existente en el Observatorio Meteorológico de la Universidad.

Llegaría el año de 1912 y en el mes de febrero se acordaba en el ayuntamiento proceder a su iluminación.

Su ya larga vida parecía extinguirse y en el mes de julio de 1930, cuando su funcionamiento era muy deficiente, en el ayuntamiento y por repetidas veces se debatía por su traslado a la torre de Campanar, necesitada de un reloj. Finalmente la junta de Gobierno rechazó la propuesta, pero olvidándose del reloj. Al finalizar el año, el alcalde llamó al orden al relojero municipal para que explicase por qué estaba parado, al igual que el correspondiente de la torre de San Valero en la misma situación.

Sea como fuere, en la foto de 1934 vemos que dejó de existir en lo alto del Torreón, entre la fachada del Salón Columnario y el Consulat del Mar.



Archivo RND - J. Baum

jueves, 8 de junio de 2017

CASA DE SAN VICENTE FERRER



“La casa en donde nació San Vicente Ferrer, que felizmente goza la Parroquia de San Estévan Proto-Mártir en la calle de la Mar, estuvo en los primeros siglos en poder de un Valenciano llamado Antonio Martin; pero pasando á sus hijos, la vendieron á Don Francisco de Castelvi, quien hizo venta de ella al Real Convento de Santo Domingo: en unos y otros tuvo poco asiento esta concha, pues en el año 1498 fue vendida al Gremio de Boneteros, los quales deseosos de ensancharla, mercaron otra casa contigua á ella, con lo que pudieron lograr su piadoso deseo”.

Texto: Resumen Historial de la ciudad de Valencia, de Pasqual Esclapés.

miércoles, 7 de junio de 2017

LA CASA VESTUARIO

Archivo Municipal

1925 Ca. - En torno a la Seo giraba la vida política de la ciudad con sus edificios próximos cuales eran el Palau y la Casa de la Ciudad. La Basílica de la Virgen recogía y recoge el fervor de los valencianos que buscan su amparo ante un "Micalet" atento.

Vida social y política que se refrendaba en el interior de la catedral con gran boato, tanto en cuanto eran los jurados de la ciudad quienes en traje de gala acudían a cuantos eventos eran requeridos en su representación municipal, tanto oficiales como festivos.

Es en este objeto cuando nace la Casa Vestuario frente a la puerta gótica en su función de lugar donde los protagonistas de la historia cambian su ropa de calle por la de gala que dignifican tanto el acto como el cargo.

Construida en 1800 para darle mayor realce y en consonancia con el entorno, ya existía años antes en el lugar un modesto edificio que al igual que hacían los jurados ennobleciendo sus vestimentas, fue Cristóbal Sales el encargado de sustituirlo por otro de nueva planta, según un proyecto que había realizado Josef García, arquitecto mayor de la ciudad.

Utilizada después con otros fines públicos, también culturales, curiosamente, y para cumplir con su finalidad, todos los jueves del año, fieles a la milenaria tradición, los síndicos del Tribunal de las Aguas al toque de las doce campanadas del "Micalet", salen desde su interior hacia la puerta catedralicia para establecer justicia, una vez han sustituido su ropa de calle por el negro blusón huertano de las mejores galas que portan con dignidad.

martes, 6 de junio de 2017

COFRADÍA DE LOS GENOVESES



“Con la misma dificultad se nota la fundación de la Ermita y Cofradía de San Carlos Borromeo, dicha de los Genoveses; pero lo material de su fábrica hace evidente su antigüedad: tiene situación dentro del circo del Real Convento de San Francisco de Asis”.

Texto: Resumen Historial de la ciudad de Valencia, de Pasqual Esclapés.

lunes, 5 de junio de 2017

EL DERRIBO DEL VIEJO ATENEO

Archivo RND - J. Baum

Era en 1931, los derribos de la Bajada de San Francisco habían finalizado, el relojero Carbonell de largas patillas ya estaba en su nuevo local junto al Tossal y había llegado la hora de los derribos en su prolongación por la plaza Castelar hasta el edificio del Ateneo. 

El que hacía chaflán con la calle de las Barcas, la Fonda de España anexa a otro edificio, aún no les había llegado la hora. Faltarían tres décadas para su desaparición, como integrantes de un tramo urbano que desde la Plaza Cajeros había sido todo él el epicentro de la vida comercial y bullanguera valenciana. Cafés, abanicos, relojes, fondas y estudios de fotografía conforman un recuerdo lleno de fascinación tan rememorado en la actualidad por los apasionados de la Valencia antañona.

Finalizaba pues el año y el Alcalde anuncia que la problemática para el derribo del Ateneo está superada. La directiva ateneista había dado por buena la tasación municipal de expropiación por 110.201 pts., solicitando a cambio la condonación del incremento del solar, para lo que alega que el nuevo local estará a disposición del Ayuntamiento para cuanto desee, dispuesto con una sala capaz para dos mil personal. El Consistorio aceptaba la condición, siempre y cuando la actividad del Ateneo fuera de fines sociales y recreativos, pues en caso contrario sería revocada la condona, por lo que el Ateneo tendría que pagar el incremento del solar, tasado en 69.908 pts.

No obstante, esta declaración de intenciones, que por parte de Alcalde esperaba su aprobación, tenía que someterse a la junta de Gobierno en plazo muy breve. Sin embargo, aún pasaron unos años y el 31 de mayo de 1934, el Ateneo firmó con el contratista Alberto Villalba el acuerdo para derribar el edificio en un plazo de máximo de 50 días.

El periódico Las Provincias, un tres de julio de 1934, nos informa del accidente de un operario que tuvo la desgracia de sufrir la fractura del húmero izquierdo, con varias contusiones en la cara cuando se realizaba el derribo del antiguo Ateneo Mercantil, siendo atendido en el Hospital General.

De esta guisa, en agosto de aquel año, el Ateneo Mercantil, sacaba a concurso la construcción del nuevo Edificio, que una vez adjudicado, sería el 16 febrero de 1935 cuando se colocaría la primera piedra.

Mientras que el 12 de noviembre el Ayuntamiento desestimaba la propuesta para instalar un carrousel en sus solares, en beneficio del ornato público.
  

domingo, 4 de junio de 2017

COFRADÍA DE SANTA LUCÍA



“Sin dificultad alguna, por estos tiempos congregados los Valencianos accidentados de la vista, fundaron contiguo al Hospital General  otra Ermita, y en ella instituyeron Cofradía á honor de la gloriosa Santa Lucia; pues la disposición de su fábrica indica ser su fundación de los principios de la centuria 1400”.

Texto: Resumen Historial de la ciudad de Valencia, de Pasqual Esclapés.

sábado, 3 de junio de 2017

SAN VICENTE FERRER, TEMPLO Y CASA


1914 - Se iniciaba la segunda década del siglo XX y a la “zona del ensanche” había que dotarla de nuevos equipamientos. El cuerpo y el alma de los valencianos demandaba aquello que los reforzara. Es así como entre 1914 y 1916 se llevó a cabo la construcción del mercado de Colón. Pero los dominicos, unos años antes, deseosos de que Valencia tuviera una iglesia dedicada a uno de sus más preclaros hijos, habían fijado sus ojos en la calle Cirilo Amorós, y ya desde 1906 habían iniciado la construcción del templo, que en su anexo, también se iba a destinar como edificio para viviendas al servicio de su comunidad religiosa.

Si el mercado de Colón fue inaugurado en la Nochebuena de aquel año de 1916, el templo dominico, que aún no estaba concluido, fue abierto al culto para los fieles pocas semanas antes.

Así había sido el día 12 de octubre anterior, siendo bendecido por el obispo de Mallorca en un acto que pese a su sencillez, destacó por la emotividad de los presentes.

Valencia tenía pues un templo dedicado a San Vicente Ferrer y la nueva Casa de los Dominicos se podía considerar a la altura de las mejores sitas en otros lugares. En el acto inaugural asistieron al obispo los canónigos Don José Vila, don Julio Cabanes como prefecto de Sagradas Rúbricas y don Constantino Tormo, penitenciario.

La misa rezada fue celebrada por el reverendo padre prior, fray Jaime Prats Ferrer, para terminar con un Te-Deum que junto a la bendición a los fieles fueron llevados a cabo ambos por el Obispo como presidente del acto. Tan sencillo pero solemne acto dispuesto para la bendición del templo, también tuvo sus padrinos, honor que recayó en Doña Pilar de Mazarredo, viuda de Zabalburu, junto a  su hermano el Marqués de Lara.

Así se culmina un histórico recorrido residencial que se había iniciado en el Convento de Santo Domingo, ya entonces convertido en Capitanía General, lo que obligó a buscar habitaje para los religiosos en la calle Avellanas, con posterior traslado a la calle de la Nave, lugar que tuvo su continuidad en un edificio de la Plaza del Príncipe Alfonso, propiedad de la viuda de Zabalburu, donde habían residido hasta aquel día tan esperado.


Vemos la foto del nuevo templo de San Vicente Ferrer cuando aún no se había iniciado el mercado en cuya construcción iban a intervenir Francisco Mora y Demetrio Ribes, los grandes arquitectos de la Valencia modernista: la del hierro, vidrio y marquesinas.

viernes, 2 de junio de 2017

COFRADÍA DEL CENTENAR DE LA PLOMA



“En el mismo sitio donde se elevaba en los tiempos forales de Valencia la cofradía de la fuerza militar llamada Compañía del Centenar, instituida por el rey Conquistador se comenzó en 1808 el teatro…

… .En la calle contigua dels Transits estuvo la capilla de la Compañía del Centenar de la Ploma, cuerpo de tropa organizado por el rey don Pere III para la custodia del estandarte o pendón de la ciudad”.

Texto: Guía de Forasteros de Vicente Boix de 1849.

jueves, 1 de junio de 2017

"ROBA TRADICIONAL VALENCIANA" - III


MOCADOR DE COLL

Pieza fundamental que llevará siempre puesta toda mujer que se precie “dejando tan sólo de utilizarla las de reputación dudosa”.

Como el pañuelo, los materiales utilizados para su confección van a ser muy diferentes, según el uso a que sean destinados, bien de trabajo o de lucimiento,  heterogeneidad que afectará a las formas, siendo normalmente cuadrados o triangulares.

Se colocará sobre los hombros para cubrir el escote, dejando una gran libertad a la hora de anudarlo en la banda delantera, bien haciendo un lazo, cruzándolo sobre el pecho y anudado a la cintura, dejando sueltas las puntas y enganchado por medio de agujas.

También los colores van a ser muy variados, destacando el negro y el blanco, coincidiendo muy extrañamente en su ornamentación con el delantal, en contraposición a lo que hoy estamos acostumbrados.

En el siglo XIX principios del XX el pañuelo desaparece como pieza de lucimiento en la calle, apareciendo lo que conocemos como toqueta, que podía ser de seda, lana, piel de cabra y que tendrá una forma específica.

LES JOYES

Este sería un tema muy extenso, suficiente por sí mismo como para poder hacer una publicación exclusiva. Tan solo comentaremos que las formas son muy variadas según los gustos del momento, utilizando normalmente la plata dorada y el oro de baja calidad, guarnecido por extras y que en el siglo XIX se adornaran con gran cantidad de perlas.

Lo que sí queremos destacar, enaltecer y potenciar, es la joya más preciada que diferenciará a toda mujer valenciana de las otras del mundo,  como es la “pinta”, pieza de metal trabajado, utilizada para sujetar y adornar los cabellos.

EL MONYO

No conocemos las formas de peinar anteriores al siglo XVIII, ya que normalmente la mujer iba cubierta por pañuelos espesos que no dejaban opción a ver las formas de los cabellos.

Es a mitad del siglo XVIII cuando la mujer deja la costumbre de la “Mantellina” para lucir sus peinados que en un principio son sencillos y de características muy similares, dejando una raya que parte la cabeza, lanzando los cabellos hacia una cola que nacerá del occipital y que se dividirá en dos trenzas, y una coleta que se enrollara torno la aguja de la cabeza, la cual anteriormente se habrá colocado enganchada entre la cola principal y la cabeza, envolviendo las dos trenzas restantes, a derecha y a izquierda del nudo central.

En la época del romanticismo nació la revolucionaria tendencia de partir los cabellos en tres zonas, formando encima de la cabeza la silueta de una T,  por lo que caerán sobre las orejas dos colas qué bien se enrollaran a modo de caracoles o se alinearán de formas muy variadas al cabello de atrás, el cual continuará peinándose de igual manera como hemos indicado antes, dejando siempre muy marcadas las caídas laterales.

EL’HIVERN

A nadie se le ocurrirá colocarse piezas finas y suaves en los meses más fríos del año o sea en el invierno, bien al contrario la mujer se cubrirá con mantones de lana o capuchas que tienen una medida inmensa y que se envuelven para protegerla del frío.

Publicado por “Mes a Mes” que fue editado por la Asociación Cultural "El Portalet"

miércoles, 31 de mayo de 2017

LA COFRADÍA DE SAN JAIME




“La primera Cofradía y fundada por el Real Conquistador, fue la de Santiago, vulgo San Jayme, la qual se compone de tres brazos, eclesiástico, militar y real; y como expresa el libro de los Estatutos de la dicha Cofradía en lengua lemosina, escrito en pergamino, dice: Fon establida la lloable Confraria de nostre Senyor Deu, e de la gloriosa Verge María, e del Benaventurat S. Jaume en les Kalendes de Nombre any 1246. 

Esto es: fue establecida la loable Cofradía de nuestro Señor Dios, y de la gloriosa Virgen María, y del Bienaventurado San Jayme en las Kalendas de Noviembre de 1246. 

Y en otro lugar expresa como fue fundada por el Rey Don Jayme. Consta todo por el expresado libro custodido en el archivo de dicha Cofradía, la qual está á las espaldas de la Casa Palacio de la muy ilustre Ciudad”.

Texto: Resumen Historial de la ciudad de Valencia, de Pasqual Esclapés.


martes, 30 de mayo de 2017

UN HUNDIMIENTO EN LA CALLE SORNÍ


1911 – Desde el pasado siglo la calle D. Juan de Austria veía su prolongación en línea recta una vez vencida la calle Colón. Con el tiempo y tras la primera década de la nueva centuria el tramo del Ensanche iba a adquirir su nombre propio. 

El hijo ilustre de la ciudad José Cristóbal Sorní iba a tener su reconocimiento y su nombre iba a quedar rotulando el nuevo eje viario que frente a  la plaza Picadero estaba llamado a dirigir su rumbo hacia el puente del Mar, por donde iban a pasar carros y carretas.

Un lunes de octubre, el día 23 de aquel año, por la mañana y frente al número 4 se abrió el adoquinado, como muy hambriento, y una carro bien cargado de cajas de cebollas, lo más probable hacia el puerto, cayo dentro del hoyo por donde discurre un brazo de Robella, junto el valladar de la calle. La tierra desapareció en un volumen de unos treinta metros cúbicos, donde se alojó el carro, sin ocasionar daño alguno, tanto al carretero como a las tres caballerías que de él tiraban.

Se agravó la situación con la perforación de una tubería de agua que convirtió la zona en una pequeña  laguna, según informaba la redacción del Diario de Valencia.

Como primera medida se soltaron las mulas, no sin gran esfuerzo;  acudieron de inmediato los empleados de Aguas Potables para taponar la fuga,  y tras descargar la cajas de cebollas, sobre las once de la mañana, se consiguió extraer el carro gracias a la pericia de la brigada municipal, que acudió con una grúa, bajo las instrucciones del ingeniero Sr. Pichó quien había tomado el mando de la operativa. 

Aquella misma tarde se procedió a su relleno y adoquinado, siendo numeroso el público que, asombrado, presenció la tarea para que la calle recuperara su normalidad.


Un hundimiento que causó expectación, siendo elogiada la rapidez y eficacia municipal demostrada en una tarea poco habitual.

lunes, 29 de mayo de 2017

PALACIO DE LA DIPUTACIÓN



“Labróse por los años de 1380 una heroica casa para el buen gobierno del Reyno a la cual nombraron Diputación; y en el año 1382 se dispuso la formación de los Diputados, en cuya ocasión solo eligieron una persona para esta jurisdicción, que debía cuidar de los Derechos del Reyno, un Administrador para la declaración de dudas, y un Auditor de cuentas de orden del Rey don Pedro II y en el año de 1419 de orden de don Alonso III se le dio el cumplimiento de Oficiales, Eclesiásticos, Caballeros, y del Brazo Real, que componían seis Diputados, seis Contadores, tres Clavarios o Receptores, y tres Administradores: 

últimamente después de establecidas en este Reyno las Leyes de Castilla, solamente es Juez árbitro por el Rey el señor Intendente General, y su Magestad nombra un Contador y un Escribano.”

Texto: Resumen Historial de la ciudad de Valencia, de Pasqual Esclapés.

domingo, 28 de mayo de 2017

CONSOLAT DEL MAR, SALÓN DORADO

Archivo Municipal

1930 Ca. - El artesonado procedente de la Casa de Ciudad que fue demolida en 1860, pasó a dar mayor esplendor a la Cámara del Consulado del Mar situada en su piso principal al que se accede por una escalera de piedra desde el jardín interior de La Lonja de la Seda, también conocido como "Salón Dorado" o "Cámara Dorada"

La fábrica del Consolat del Mar fue iniciada por Pere Compte en 1498, pero por su fallecimiento en 1506 no pudo ver su final que no se alcanzaría hasta 1548 de la mano de diversos “mestres picapedrers” que se fueron sucediendo.

En su interior existe una placa que dice:
  
“EL EXCELENTÍSIMO AYUNTAMIENTO DE VALENCIA ACORDÓ EN 9 DE JULIO DE 1920 COLOCAR EN ESTE SALÓN EL ARTESONADO DE LA SUNTUOSA “SALA DAURADA” DE LA ANTIGUA CASA CONSISTORIAL CONSTRUIDO EN EL SIGLO XV, Y PARA SU ACOPLAMIENTO SE HAN AÑADIDO LAS JÁCENA SEGUNDA Y VIGÉSIMA, LOS TABLEROS DE LOS ENTRECALLES SEGUNDO Y TERCERO DEL FRENTE Y LAS CARTELAS Y PLAFONES QUE APARECEN EN LOS LADOS DEL SALÓN. REALIZOSE LA OBRA CON INTERVENCIÓN DE SU INICIADOR D. AGUSTÍN TRIGO MEZQUITA, PRESIDENTE DE LA COMISIÓN DE MONUMENTOS Y DE LOS SEÑORES DON FERNANDO PORTA SANMARTÍN, VOCAL DE LA MISMA Y DON LUIS SORIA ROCA, DIRECTOR ARTÍSTICO, SIENDO ALCALDES DON RICARDO SAMPER IBAÑEZ, DON JOSÉ MARÍA ALBORS BROCAL Y DON JUAN ARTAL ORTELLS. AÑOS  MCMXX – XCMXXIII”

sábado, 27 de mayo de 2017

PALACIO DE LA CIUDAD



“Fabricóse parte de este suntuoso edificio en 1342; en 1376 se acordó su ensanche; el gran salón de corte se fabricó en 1423, pero habiéndose incendiado se construyó otro en 1424, obra prolija, admirable y llena de preciosas figuras y caprichosos adornos. 

La capilla se fabricó en 1454; y en 1512 el magnífico techo del salón que sirve de antesala, según se lee en la inscripción que ciñe su circunferencia. En los pisos bajos de este edificio estuvieron en otro tiempo las cárceles públicas, hasta 1585 en que se incendiaron. 

Aquí debe admirar el viagero las buenas pinturas que decoran la antesala de la capilla, donde existe un cuadro de la Concepción, notable, además de su mérito, por los retratos de los jurados con los trajes antiguos que usaba el Consejo: es de ver la espada del Rey Don Jaime, las llaves de la ciudad que los moros entregaron al mismo rey, devueltas por la actual soberana doña Isabel II; el antiguo y venerable pendón de la misma ciudad;la bandera que ondearon los moros el día de la rendición y el magnífico archivo que contiene numerosos documentos importantes”.

Texto: Guía de Forasteros de Vicente Boix de 1849.

viernes, 26 de mayo de 2017

LA REGIÓN VALENCIANA TENÍA SU HIMNO

Archivo Municipal

La musicalidad del himno de la Exposición Regional de 1909 se había adueñado de los valencianos que la mantenían viva, y a su letra había que darle su verdadero sentido, cuyo contenido invitaba a más altas metas.

Desde su inicio al final, la exaltación a la región valenciana sellaba su contenido, por lo que su oficialidad como Himno de la Región estaba “cantada”. Sólo hacía falta el momento de su “puesta en sociedad”.

Llegó el día un 16 de mayo de 1925 y en la plaza de toros del “cap i casal”, presidieron el acontecimiento los alcaldes de Alicante, Castellón y Valencia. El aspecto de coso era magnífico y los balconcillos de la segunda naya estaban cubiertos por tapices con un delicioso barroquismo de motivos valencianos en los que se mencionaba a ilustres patricios de todos los tiempos.  Los nombres de Ausias March, Calixto III, Juan de Joanes, Luis Vives, Pinazo, Chapí ... completaban treinta y cuatro medallones que eran insuficientes para glosar a otros personajes de gran fama artística,  literaria o científica.  Sobre la baranda de la primera naya, los escudos de todas las cabezas de partido de las tres provincias, daban su plebiscito al acto oficial.

El centro del albero y sobre un tablado se ejecutó la pieza que desde aquel momento pasaba a ser reconocido como nuestro Himno Regional cuyos autores de música y letra, Serrano y Thous, habían ocupado el palco presidencial.

Cuando el maestro de Sueca cogió su batuta para su interpretación, en el exterior de la plaza tuvo lugar una estruendosa traca acompañada de carcasas, al tiempo que una lluvia de flores caía sobre las gradas desde lo alto de los tejadillos del coso entre grandes aplausos, que obligaron al maestro a repetir nuevamente el Himno.





El acto tuvo su inicio con una cabalgata en la que tres carrozas representativas de cada una de las provincias desfilaron por la la arena, previamente “enramá” por unos carros que la alfombraron de murta.

El Círculo de Bellas Artes y sus artistas contribuyeron a la ornamentación de un acto que unía a las tres provincias. O al menos lo intentaba. Pero Valencia tenía su himno. De ello se trataba.



Hubo su crítica, el precio de las entradas que más asequible hubiese reventado la plaza en la que se observaron algunos claros.

Fotos del Archivo Municipal

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...